twiter

Madruga Prehistórica: Nuevas pistas

La geología de Cuba es tan complicada que ha dejado una pizca de esa complejidad en casi cada porción del territorio cubano. Esto se refleja ciertamente en la zona de Madruga, quizás el de más enredada naturaleza geológica entre los municipios mayabequenses.

Es por eso que desde los mismos inicios del siglo XX, destacados geólogos norteamericanos que estuvieron de paso en Madruga, en su afán de elaborar —en aquel momento—novedosas teorías de la formación de Cuba, incorporaron a sus hipótesis, observaciones sobre las rocas del municipio. Uno de ellos, J. Whitney Lewis, estuvo en Madruga en 1931 y fue el primero en observaren el área unos sedimentos muy antiguos que representan un pedazo en particular de tiempo prehistórico.

En 1938, otro eminente científico norteamericano, y colega de Lewis, el geólogo Robert Palmer , recorrió el territorio de camino a Matanzas, haciendo un reconocimiento geológico a las rocas verde-azules (serpentinitas)a lo largo de la carretera y a la Sierra del Grillo. Basado en esta y otras excursiones que hizo entre 1929 y 1946 a todo el país, Palmer publicó un célebre folleto en 1948, donde listó más de 70 localidades en Madruga, con fósiles o vestigios de un pasado, de muchos millones de años atrás.

En la época de Palmer, en estos lugares se distinguían fácilmente las capas de rocas antiguas, debido al poco tiempo desde la construcción de la carretera y la línea del ferrocarril. Estos “cortes geológicos ” bien expuestos a ambos lados de las vías, hoy se redescubren en su mayoría deteriorados, destruidos por la urbanización, y otros son como un tesoro escondido,  pues ofrecen una oportunidad única de hallar un fósil de una Madruga prehistórica.

¿Parque Cretácico?

El sitio donde Lewis hizo sus observaciones en Madruga hace casi ocho décadas atrás, se ubica exactamente bajo el puente del ferrocarril del hoy central Boris Luis Santa Coloma, y es un retazo de tierra achocolatada que parece detenido en el tiempo. Lewis creyó sólidamente que ese lugar tenía más de 65 millones de años, una idea compartida por Palmer. Algo que lo llevó a pensar así, fue el hallazgo de conchas de ruditas, típicas del período Cretácico, en un lugar “entre el pueblo de Madruga y un punto dos millas al oeste”, según afirmó en una publicación de 1932.

A finales de los años ‘40, el geólogo cubano Pedro Javier Bermúdez llegó a Madruga a investigar por sí mismo el lugar. El corte bajo el puente fue su predilecto porque allí describió especies nuevas para la ciencia al encontrar un “parque Cretácico” de pequeños fósiles marinos de equinodermos, braquiópodos y foraminíferos (organismos microscópicos). Pero lo que más le interesó del lugar fue un gran número de foraminíferos fósiles que alcanzaban varios milímetros, es decir eran “casi” visibles al ojo humano.

Con ayuda de estos foraminíferos “exóticos” determinó correctamente una antigüedad de 60 millones de años para el corte, y notó que esta rara fauna de este municipio fue similar a la que existió en los estados norteamericanos de Alabama, Texas, Arkansas, Illinois y Mississippi. Bermúdez fue el primero en llegar a la conclusión que sostienen los geólogos cubanos modernos: el corte tienen realidad de 64 a 60 millones de años, es decir, es del período Paleoceno y no del Cretácico. 

Un nuevo fósil

Lo que queda, millones de años después, debajo del puente del ferrocarril madruguero, quizás no sea tan productivo en cuanto a macrofósiles, debido al deterioro del lugar, por eso encontrar allí rastros de fauna prehistórica es una gran sorpresa. “Generalmente Palmer y Bermúdez investigaron los cortes frescos de carreteras y ferrocarriles, y ahora muy pocos de ellos están expuestos, de este modo se han perdido para siempre localidades fosilíferas muy importantes”, opina el Dr. Manuel Iturralde-Vinent, quien fuera presidente durante años de la Sociedad Cubana de Geología.

Pero en junio de 2017, las visitas infructuosas de este redactor a la mencionada localidad, culminaron en el hallazgo de un fósil tal vez no reportado para el Paleoceno de Cuba. Lo que parecía una roca común cubierta de sedimentos, contenía una concha petrificada  peculiar.

“Dada la antigüedad, tamaño y figura, parece que se trata de un molusco que pertenece a la familia de los cárdidos”, dice Roger Portell, director de la Colección de Micropaleontología y Paleontología de Invertebrados del Museo de Historia Natural de Florida, en Estados Unidos. Los cárdidos incluyen a las almejas de hoy en día conocidas como berberechos, cuyas conchas son comunes en playas, especialmente en los trópicos porque se entierran en el substrato cerca de la superficie del agua, y se alimentan bombeando agua y filtrando plancton.

Entonces, la ocurrencia de esta almeja prehistórica indica que ese espacio madruguero estuvo alguna vez bajo agua como lo creían los geólogos. “Parece ser que ese lugar era de aguas poco profundas conectadas con un delta del cual la corriente emitía las arenas y gravas”, subraya Iturralde.

Uno de los grandes enigmas del fósil son las perforaciones de la concha. “Con un solo agujero yo podría pensar que lo hizo un pulpo prehistórico. ¿Pero dos columnas de agujeros?”, se preguntó Portell, cuando observó por primera vez las fotografías. Sin embargo, algo que llamó la atención del experto, fue que “los agujeros siguen los huecos de la escultura de la concha no lo harían como coincidencia, una línea podría ser pero dos no. Así que realmente eso lo hizo otro invertebrado”.

Quizás nunca se sepa con certeza que provocó esos agujeros, pero cada nueva pista nos aproxima a conocer un poco más sobre la fauna y la compleja prehistoria de Madruga, que por suerte nos ha dejado un pequeño pero interesante legado de fósiles y tesoros geológicos.

 

Referencias

Cushman, J.A., y Bermúdez, P.J., 1948. Some Paleocene foraminifera from the Madruga Formation of Cuba. Contr. Cushman Lab. Foram. Research, 24: 68-76.

Lewis, J.W., 1932. Geology of Cuba. Bull. American Ass. Petrol. Geol., 16 (6): 533-555.

Palmer, R.H., 1948. List of Palmer Cuban Fossil localities. Bull. American Paleont., 31 (128): 1-178.

Por Yasmani Ceballos Izquierdo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más visto
Más recomendado
Más comentado
  • Anuncian empresas empleadoras para Zona Especial Mariel (43)
  • Spirulina: Made in Mayabeque (15)
  • Soy feliz como operador (15)
  • LO ÚLTIMO DE: