twiter

La Cigarra y la Hormiga veinte años después

Aunque todavía perduraba la crisis económica ocasionada por el colapso de la Unión Soviética y otros países del campo socialista, así como por el recrudecimiento del bloqueo,  puede afirmarse que 1997 marcó el fin del Período Especial. 

Motivado por el debate que suscitó en los medios de comunicación la puesta en escena, un año antes, de la obra Los equívocos morales, por el grupo teatro Escambray  durante la celebración del Festival de Teatro de Camagüey, apareció publicado en La Gaceta de Cuba el artículo La Cigarra y la Hormiga: un remake al final del milenio, de Abel Prieto Jiménez.

Se trata de una extensa e intensa reflexión que, apoyada de manera simbólica en la holgazanería de la Cigarra y la laboriosidad de la Hormiga, nos invita a pensar la cultura sobre la base de los más sólidos principios éticos y cívicos: “Nada habríamos adelantado los revolucionarios cubanos si algún día, derrotado el bloqueo, salimos de la crisis, y alcanzamos cierta «abundancia»  económica para descubrir entonces que se nos ha vaciado el alma”.

Veinte años después de su aparición, el texto ratifica  su proverbial vigencia y ahora, como antes, debe ser leído y analizado, retomado y debatido. La cultura no puede verse mancillada por el servilismo y la mediocridad. “Hay que evitar las decisiones torpes, los juicios impensados: todo lo que enturbie ese clima de confianza y afecte la comunicación entre los artistas y sus instituciones”, señalaba Abel.

A través de sus palabras, el destacado intelectual y actualmente Ministro de Cultura, nos incita a no mirar la Patria con recelo, a no permitir que la desidia se haga un lugar entre nosotros, al ejercicio de una crítica honesta y a no dejar que la sedición se convierta en la única vía de solución de los problemas.

Cuba necesita –como él mismo refería- de una Cigarra tan heroica como la Hormiga, que juntas sean capaces de transitar  el camino hacia la supervivencia y la esperanza. Sería provechoso que de común acuerdo todos no empeñáramos en defender cada conquista alcanzada por la Revolución, cada logro de la cultura; que las artes y las letras continúen siendo fusiles cargados de futuro. 

Por Juan Carlos García Guridi

Una respuesta a La Cigarra y la Hormiga veinte años después

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más visto
Más recomendado
Más comentado
  • Anuncian empresas empleadoras para Zona Especial Mariel (40)
  • Soy feliz como operador (15)
  • Spirulina: Made in Mayabeque (14)
  • LO ÚLTIMO DE: