twiter

Salud y atención veterinaria

veterinarioPongamos los pies sobre una buena tierra, ese es precepto de un apreciable volumen de título Tracción animal y labores manuales, que integra el Proyecto Agricultura Suburbana y Fortalecimiento Cooperativo en 10 municipios de de Camagüey, Las Tunas y Holguín, el cual mediante la ANAP y el Inifat se puede generalizar con óptimos resultados por todo el país.

El libro pretende contribuir a la seguridad alimentaria en principios de sostenibilidad y equidad de género y se propone fortalecer las cooperativas para producir, comercializar y procesar más alimentos sanos y frescos para el consumo local.

De sus varios acápites quiero hoy abordar el tema sobre la salud y atención veterinaria, ya que se hace necesario mantener los bueyes sanos y protegidos de garrapatas, que limitan el buen trabajo de los animales, se debe establecer además un sistema preventivo para fumigar y desparasitarlos con el objetivo de mantener su buen estado físico.

En cuanto a los trastornos de salud más frecuentes en los animales aparecen las lesiones de origen traumático como son las heridas, excoriaciones, fracturas de cuernos, ruptura de la nariz y cojeras, igualmente entre otras afectaciones se  encuentran las metabólicas, las de origen parasitario, junto a las enfermedades infecciosas y procesos comunes como los diarreicos y pudrición del casco.

Los autores de los trabajos que muestra el Manual son reconocidos profesionales de las Ciencias Agropecuarias, así como otros del Instituto de Ingeniería Agrícola, entidad surgida a partir de la fusión de los Institutos de Investigaciones de Mecanización Agrícola y de Investigaciones de Riego y Drenaje.

Entre las recomendaciones que ellos aportan al boyero están las de ser capaz de realizar una prueba visual de salud con el propósito de detectar alguna anomalía en el animal, observar que la respiración sea normal así como la orina y que el excremento sea sólido.

En cuanto al pelo éste debe mantenerse suave y brilloso, los oídos alertas con una orientación buena de las orejas, ojos brillantes y claros, el hocico frío y húmedo pero nunca mojado, buen apetito, no presentar espinas o magulladuras y que el lomo del animal no esté sudado, ya que eso es síntoma de recalentamiento o insolación.

También manifiestan los especialistas que, tanto para el pequeño como el mediano productor la tracción animal, es una de las formas más factibles de introducir la mecanización yresulta un componente importante del Manejo Sostenible de las Tierras.

Por Lázaro Silva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más visto
Más recomendado
Más comentado
  • Anuncian empresas empleadoras para Zona Especial Mariel (41)
  • Spirulina: Made in Mayabeque (15)
  • Soy feliz como operador (15)
  • LO ÚLTIMO DE: