twiter

Preso en Jaruco

Ruben_martinez_villenaUno de los documentos más importantes que atesora el Museo Municipal de Jaruco es el expediente No.15 de 1930 del Juzgado de Instrucción. Se trata de la prueba de que Rubén Martínez Villena estuvo preso en el municipio.

Según investigaciones realizadas por museólogos e historiadores, el héroe estaba inmerso en los preparativos de la huelga general contra el régimen machadista, que tuvo lugar el 20 de marzo del propio año.

Aleida Hernández Rodríguez, directora del museo municipal explica que las intenciones del líder eran organizar el movimiento obrero, aún en los lugares más recónditos. “Por ese motivo viajó a Bainoa, donde había planificado un encuentro con agricultores del poblado y se crearía el Sindicato de Trabajadores Agrícolas de esa zona”.

A la cita se presentaron el primer teniente de la guardia rural junto a algunos soldados. Villena los autorizó a entrar y después fue acusado por ellos. Cuando lo llamaron a declarar afirmó que estaba allí como abogado, pues había sido informado de que 17 trabajadores estaban detenidos en el cuartel del territorio. Durante el juicio, el líder estudiantil se convirtió de acusado en acusador al denunciar los abusos a los que eran sometidos los trabajadores.

Un artículo publicado por Sergio Delgado, colaborador del museo, en el boletín de la institución del año 1985, asegura que en Bainoa existía un intenso movimiento huelguístico por parte de los trabajadores agrícolas debido a la miserable situación en que laboraban y vivían. Estas huelgas enriquecieron en gran medida el movimiento obrero cubano en la época y además, como resultado de ellas y de la visita de Rubén a la zona surgió la primera organización de obreros agrícolas en la provincia La habana.

Aleida Hernández asegura que se trata de un documento de valor excepcional. “El expediente fue encontrado por una trabajadora del museo, Maira Rubio Hernández, en la década de los ꞌ80, cuando los compañeros de justicia estaban haciendo una recogida y limpieza de sus archivos. Se mandó a restaurar y no se expone constantemente para su conservación, pero es sin dudas, una de nuestras piezas más importantes”, manifestó.

Después de ser detenido, Villena se vio obligado a salir del país enfermo y con la amenaza de ser asesinado. Poco después tuvo lugar la importante huelga que fue para muchos el principio del fin del dictador Gerardo Machado.

El expediente No. 15 de 1930 constituye una prueba irrefutable de la presencia de Rubén Martínez Villena en Jaruco. Una muestra además, de que sus campesinos contribuyeron a través de sus luchas con la organización del movimiento obrero nacional y dejaron así su huella en la historia de Cuba.

Por Claudia Marinez Camarero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más visto
Más recomendado
Más comentado
  • Anuncian empresas empleadoras para Zona Especial Mariel (40)
  • Soy feliz como operador (15)
  • Spirulina: Made in Mayabeque (14)
  • LO ÚLTIMO DE: