twiter

Precursor de la aviación en Cuba

dsc_9282busto-de-arturo-comas-ponsArturo Comas Pons encarna un profundo espíritu de futuro, tanto como patriota, como por hombre de pensamiento.

Nacido en Bejucal, el 5 de junio de 1865, se graduó de ingeniero agrónomo y se distinguió por sus investigaciones sobre el magnetismo en el crecimiento de las plantas y aplicar métodos renovadores en la agricultura de su época (por ejemplo, los abonos líquidos).

Sin reparos entregó su talento a la libertad de Cuba. Fundó y dirigió el periódico clandestino independentista El Bejucaleño, que le ganó la persecución de las autoridades coloniales. Integró el grupo de revolucionarios que conspiraban por la libertad de la patria.

En una carta de mayo de 1893 dirigida a José Martí, revela pormenores de un invento en que trabajaba: Con motivo de haber inventado un aparato que en miniatura me ha dado los más brillantes resultados, creo mi deber, dedicarlo antes que a nadie, a mi Patria…

Le proponía utilizar su más importante creación en la guerra por la independencia de Cuba. Era el fruto de casi una década de estudios y ensayos. Lo llamaba “velocípedo aéreo” —un aeroplano, cuyas pruebas realizaba en secreto desde unas canteras en las afueras de Bejucal (donde hoy se ubica el policlínico municipal Rosa Elena Simeón).

En breves trazos reseñó aquel aparato más pesado que el aire, que guiado por un hombre, podría sobrevolar las fortalezas enemigas y propinar golpes demoledores que dieran pronta victoria a Cuba: una visión que la Humanidad demoraría aún 15 años en conocer. Pero para Comas Pons el futuro no tenía sentido sin la Patria.

Se encontraba Martí viajando por Centroamérica organizando a los patriotas cubanos para el alzamiento de 1895. Desde Nueva York, la respuesta del Partido Revolucionario Cubano subrayó que eran escasos los recursos de la causa.

Vigilado y perseguido por las autoridades españolas, emigró a los Estados Unidos al estallar la contienda de 1895. Allí laboró activamente con los revolucionarios.

Al instaurarse la República (1902), regresa a Cuba y se dedica a la docencia en el Instituto de Agronomía de Colón, Matanzas, donde construyó un observatorio astronómico y mejoró la enseñanza de esa  institución.

Murió el 22 de agosto de 1948 en esa localidad matancera donde se le erigió un busto.

En su honor, los dos aviones construidos en Cuba, y que se conservan en el Museo del Aire (Daafar), se denominan Comas 1 y Comas 2.

Por Omar F. Mauri

Una respuesta a Precursor de la aviación en Cuba

  • lagardere dice:

    Muy interesante este articulo de Mauri lo que es una pena es que en el parque de Bejucal se haya erigido un busto en su honor y nadie o casi nadie sepa quien es. No tiene una tarja que contenga al menos una sintesis de quien fue este pionero de la aviacion y lo segundo es que en caso de situarle la tarja seria practicamente imposible leerla por eencontrase el monumento cercado lo que impide llegar a el. Seria interesante que las nuevas generaciones conocieran a este hombre eso contribuiria a aumentar el sentido de pertenecia y amar mucho mas el pedazo de terruño donde vivimos. Otro tanto sucede con la efigie de los martires de nuestro pueblo que se encontraban a la entrada y que un dia alguien las quitó y nunca mas se han vuelto a situar. Conocer fielmente la historia de la Patria es aprender a amarla y respetarla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más visto
Más recomendado
Más comentado
  • Anuncian empresas empleadoras para Zona Especial Mariel (45)
  • Spirulina: Made in Mayabeque (15)
  • Soy feliz como operador (15)
  • LO ÚLTIMO DE: