twiter

Un soldado de la higiene

Web Entrev Salud Higiene F Cristian 01Enfrentar el mosquito responsable del Dengue, Zica y otras enfermedades letales constituye una labor difícil e indispensable que requiere de dedicación y constancia, cualidades presentes en Luis Enrique García Méndez. Tanto es así que lleva ya 29 años en esa tarea.

Se inició en la Campaña Antivectorial en 1988 y lo primero fue adquirir los conocimientos fundamentales. “Me incorporé a un curso de preparación, al cual siguieron otros porque siempre hay algo nuevo por aprender. Al principio se trataba solo de combatir al mosquito, pero poco a poco introdujeron la eliminación del hurón; el control canino y desratización”.

Recientemente Luis Enrique vivió una experiencia inolvidable. “Un perro rabioso mordió a un niño y fuimos al lugar para estudiar el problema y dar instrucciones, entre ellas la atención médica al niño para el tratamiento con vacunas y la vigilancia del can, al cual solo se le deben dar agua.

“Cuando murió el animalito se le extrajo la cabeza para su envío a un instituto especializado de La Habana, donde corroboraron la enfermedad. Aclaro que, además de ese niño, había mordido a otras personas. Fue una situación muy delicada”.

Web Entrev Salud Higiene F Cristian 02Y como cada problema requiere de métodos específicos, los hurones llevan el suyo. No pocas veces deben visitar alguna vivienda en respuesta al llamado de sus inquilinos. “Es así como nos enteramos de la existencia de lo que se conoce también como mangosta. Cuando eso sucede, colocamos huevos envenenados con estricnina en puntos bien seleccionados, cuando los comen mueren al instante”.

Luis Enrique García Méndez es jefe de vigilancia y lucha antivectorial en San José de las Lajas y atiende cuatro áreas de salud que comprenden los policlínicos Este, Turcios Lima, Tapaste y San Antonio de las Vegas. Tiene una rutina bien concebida, pero hay ocasiones en que las circunstancias obligan a romperla.

“Así pasó en 2006 con aquella epidemia de Dengue. Fue necesario el apoyo de movilizados de las FAR. Se trabajó mañana, tarde y noche. Había poco descanso porque la situación así lo exigía. En 2016 se basó en la prevención del Zica,  Chikungunya y el Dengue. Gracias al trabajo de miles de personas logramos el control y bajar considerablemente los índices de infestación”.

Pero a veces pasan cosas  lamentables. “Hay quienes nos cierran la puerta, lo cual es sancionable por la Ley. Existen algunos que cumplen sanciones por eso. No entienden el peligro, ni las implicaciones para los demás”.

Aunque a Luis Enrique le queda camino por recorrer en el control de los vectores, prepara desde ahora su relevo. “Mi hijo está estudiando Técnico Medio en Lucha Antivectorial aquí en San José. Es una carrera de tres años y medio, pero le va bien y confío en que la vencerá”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más visto
Más recomendado
Más comentado
  • Anuncian empresas empleadoras para Zona Especial Mariel (39)
  • Soy feliz como operador (15)
  • Spirulina: Made in Mayabeque (14)
  • LO ÚLTIMO DE: