twiter

Mayabeque: ¿Capital del repentismo?

Web Capital del repentismo F CanovasEs sabido por cultores y amantes de la décima que Mayabeque cuenta con una vasta tradición repentista. Enumerar a sus más notables exponentes pudiera conducirme a las siempre inevitables omisiones. Allá por diciembre de 2009 en un comentario aparecido en el semanario Trabajadores el amigo y colega Pedro Péglez González se preguntaba si existía una capital de la décima, y su análisis tomaba como principal punto de apoyo la labor realizada hasta entonces por la Casa Iberoamericana de la Décima en Las Tunas.

Ahora bien, en términos de oralidad nuestra provincia tiene potencial suficiente para aferrarse a la vanguardia de la cual es tercio irrebatible junto Matanzas y Pinar del Río. ¿Entonces dónde está el problema? He escuchado de manera reiterada que somos la capital del repentismo, planteamiento discutible si valoramos el hecho de que el trabajo promocional ha sido deficiente y nuestros principales valores constituyen elementos aislados. Un programa televisivo o radial, o un espectáculo equis, no pueden ni deben tenerse como patrón de referencia, máxime si los rostros se reiteran. Mucho menos el hecho de que los repentistas locales hayan sido reconocidos en determinado certamen con este o aquel lauro.

A mi juicio falta la gestión aglutinadora, y sobre todo, tener presente que la décima improvisada y cantada es un fenómeno incluyente y no excluyente. Pretender separar en aficionados y profesionales, así como en tendencias elitistas ha resultado contraproducente en el caso mayabequense, puesto que no permite visibilizar todas las potencialidades con que contamos. Cierto es que resulta positivo el saldo cosechado por los talleres de repentismo infantil, pero si bien estos garantizan el futuro de la manifestación se me antoja reduccionista. La décima es una sola, y es también la poesía. El deber radica en la constancia; y el derecho es de todos y consiste en que no nos formemos una imagen distorsionada de nuestros propios valores. Oralidad y escritura se han forjado mancomunadamente a través de un largo proceso de integración. ¿Se puede acaso separar al Naborí -o al Riverón- escritor del repentista? La décima ha evolucionado retroalimentándose en todo su ámbito creador. Además de con excelentes improvisadores contamos con magníficos cultivadores de la estructura en su variante escrita, unidos podemos corregir las fisuras que tanto nos impiden demostrar qué sitial ocupamos realmente. Ni con paternalismo ni con falsos argumentos se consolida una tradición.

Es hora de que comprendamos y validemos cuánto somos. Este año, por ejemplo, las razones son suficientes para que la estrofa nacional de Cuba se haga sentir en toda su dimensión. Los centenarios de Francisco Riverón Hernández (2 de abril) y Rigoberto Rizo Maldonado “El Saltarín de Madruga” (6 de octubre), y los ochenta años de Ramón Espinosa Falcón “El Profesor…” (8 de diciembre) pudieran convertirse en estímulo ideal para el guateque, amén de para la reflexión y el debate. La crítica también ha de tener su espacio. No ha de ser vista como “el dedo malo”. Mucha falta nos hace reparar en ella. El repentismo, ese difícil arte del que tanto nos enorgullecemos, ha de verse emancipado en su más nítida versión.

Mayabeque es terreno propicio para ser dinamitado en el mejor de los sentidos. Concluía Péglez: todo es posible, siempre que se sustente y enraíce y legitime. Sin que  para ello haya que suplantar ni relegar a nada ni a nadie. Nuestro territorio tiene la materia prima indispensable. Falta concordar en la superación constante y en asestarle un golpe al conformismo. No podemos aspirar al mérito si somos incapaces de encausarlo. Mayabeque cuenta con poetas importantes; dejemos, pues, que el tiempo diga la última palabra.

Por  Juan C. García Guridi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más visto
Más recomendado
Más comentado
  • Anuncian empresas empleadoras para Zona Especial Mariel (45)
  • Spirulina: Made in Mayabeque (15)
  • Soy feliz como operador (15)
  • LO ÚLTIMO DE: