twiter

La Polémica del Clásico

imagesVarios correos llegan a nuestra sección, un solo tema: la actuación del  equipo cubano en el IV Clásico Mundial de Béisbol.

Comenzaré con una afirmación: el conjunto hizo el papel que esperaba, reconozco su valentía, entrega y deseos de victoria, pero no siempre eso es directamente proporcional a obtener triunfos, más si el nivel que enfrentas resulta superior.

Los rivales que vencieron, Australia y China, estaban dentro de mis pronósticos, pero avanzar a la siguiente etapa no pasó por mi mente. Doblegar a Japón y Holanda era casi misión imposible.

Más allá de una u otra decisión del mentor Carlos Martí, si debió sustituir o no a un pelotero, traer a uno u otro lanzador, la realidad es que nuevamente quedamos ubicados en el lugar que ahora mismo tenemos a nivel mundial, con relación al Béisbol, entre los ocho primeros, pero lejos de los cuatro grandes.

A mi criterio, son muchos los factores que inciden y el espacio resultaría pequeño para mencionar y explicar causas y consecuencias. Pero un concepto está claro: hace bastante que la pelota en el mundo cambió y nosotros nos quedamos detenidos observando esas trasformaciones.

Este elenco que representó al país en el Clásico es lo mejor que tenemos en materia beisbolera, con lanzadores que regalan esa cantidad de bases por bolas, con imprecisiones a la defensa, poca efectividad a la ofensiva de los hombres que encabezan la alineación, escasa maestría para, al menos, intentar hacer en cada momento lo que corresponde.

Esa es la pelota que hoy se juega en la Isla, el reflejo de la Serie Nacional, es lo que vimos en el equipo Cuba.

A pesar de no ganar un solo partido en la segunda ronda otra vez muchos amanecieron frente al televisor o estuvieron atentos a la radio, sufrieron en las noches, durmieron después de la una o las dos de la madrugada para al otro día realizar las labores cotidianas.

Si ya no es pasión, entonces por qué tanta lucha, por qué tantos comentarios, por qué ese afán de querer ganar siempre, aún cuando sabemos que somos inferiores al rival,  y es precisamente porque lo que se lleva en la sangre y se respira es necesario para vivir, así es la pelota para los cubanos…. A pesar de los resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más visto
Más recomendado
Más comentado
  • Anuncian empresas empleadoras para Zona Especial Mariel (43)
  • Spirulina: Made in Mayabeque (15)
  • Soy feliz como operador (15)
  • LO ÚLTIMO DE: