twiter

Vivimos en época de diálogo y no de monólogo

MartiEn el XXIX Seminario Juvenil de Estudios Martianos escuché por primera vez a Armando Hart Dávalos insistir en más de una ocasión en la necesidad de implementar un diálogo de generaciones, entre los que como él, vivieron intensamente el siglo pasado, y los que como nosotros hemos de vivir dignamente este siglo, también es una manera de honrar a aquellos que lo dieron todo para legarnos posteriormente una Cuba liberada, y lo hacía mediante las siguientes palabras:

…. Pueblo, juventud, Revolución y Patria. No son tan solo palabras para nosotros los martianos, son conceptos teóricos, son guías para la práctica, y son también bellos sentimientos. Lo más dinámico y preciado de un pueblo son sus niños y jóvenes, porque ellos simbolizan el futuro y el presente.

Los jóvenes de hoy tenemos la necesidad de aprender de quienes, siguiendo los pasos de Martí y de Fidel, hicieron de su vida don de entrega radical, para que todos tengan vida plena.

Cuando decimos Martí, decimos identidad nacional, Historia y pensamiento revolucionario cubano; decimos Félix Varela, Carlos Manuel de Céspedes, Antonio Maceo, aquel que tiene tanta fuerza en la mente como en el brazo y decimos Fidel Castro,  su más extraordinario discípulo; líder indiscutible de nuestra Revolución  y quien convirtió en realidad el sueño del Apóstol.

A esta generación le ha tocado luchar desde una óptica más avanzada contra la subversión y el neoliberalismo; hoy cuando el enemigo piensa que somos la juventud el sector más vulnerable se hace necesario y urgente inculcar el sentido del momento histórico, trabajar sin descanso en fomentar de valores para así llegar a la construcción del hombre nuevo.

Nos va en ellos la vida, pues el pensamiento martiano es uno de los fundamentales ideológico de nuestra nación, a la que debemos defender a través de la promoción de su pensamiento.

Es por ello que nuestro Héroe Nacional, que ha sido guía eterno de nuestros próceres, expresó…. Vivimos en época de diálogo y no de monólogo, y precisamente si queremos lograr ese diálogo intergeneracional al que se refiere Armando Hart, debemos aprender a escuchar, a admitir otros criterios, sin dejar de tener presente que dialogamos para convencer y no para vencer.

 

 

 

Una respuesta a Vivimos en época de diálogo y no de monólogo

  • Aaliyah dice:

    We are a group of volunteers and starting a new scheme in our community. Your web site provided us with valuable info to work on. You’ve done a formidable job and our whole community will be thankful to you.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más visto
Más recomendado
Más comentado
  • Anuncian empresas empleadoras para Zona Especial Mariel (43)
  • Spirulina: Made in Mayabeque (15)
  • Soy feliz como operador (15)
  • LO ÚLTIMO DE: