twiter

Antivalores: reto constante

Nueva imagenestasaaaaa

 

Hablar de valores tiene siempre un sentido de actualidad. Con su carácter dialéctico y formativo, son un don preciado en cualquier sociedad y en todo ser humano que los practique. Sin embargo, la diatriba entre lo cóncavo y convexo se representa en la llamada polaridad de valores como una relación de contraposiciones, de la cual no escapa la humanidad: los antivalores, en ocasiones, suelen consolidarse. En situaciones diarias saltan a la luz ejemplos con una fuerza increíble: falsedad por encima de la veracidad; egoísmo, en vez de actitudes dadivosas; desenfreno, en lugar de autodominio. Esa unidad de contrarios donde triunfa, por desgracia, el antivalor, es hoy una plaga en las relaciones interpersonales.

Para quienes aun lo desconocen antipatía, mezquindad, injusticia, oportunismo, extremismo, indulgencia, envidia, irrespeto y obscenidad no son meros mitos arraigados sino conductas ético-morales que llegan a instalarse, al punto de convertirse en crónicas costumbres. Más importante que explorar sus causas es mantener un reto constante contra quienes los promueven conscientemente.

Los antivalores permiten que el beneficio de la duda prevalezca entre los seres humanos y abren grietas sociales muy delicadas, como el enriquecimiento, la mentira y las distintas formas de extorsión y corrupción. Por otro lado pueden depauperar a las generaciones actuales y venideras si el papel de la familia y la escuela no solidifica los principios más importantes, es decir, su contrapartida.

Actitudes como robar, engañar, tomar ventajas, adulterar precios, colarse, extorsionar y manipular son típicos ejemplos de antivalores en auge, cuya profilaxis está en nosotros mismos. Luchar contra ellos significa exigir, controlar y emplear nuestros valores como armas ante lo mal hecho; es velar porque se respete al usuario detrás de un mostrador, cerrar las brechas por donde se fugan a veces algunos de nuestros beneficios sociales, enfrentar la burocracia, defender la honestidad, corregir la manera de dirigirnos hacia otras personas, respetar un lugar en las colas, multiplicar la puesta en práctica de virtudes por encima de defectos. El mérito de ganar terreno en este sentido está en su reto.

 Por: Ernesto Sarduy Lorenzo

10 respuestas a Antivalores: reto constante

  • EN TOTAL ACURDO CON USTED. SOBRE TODO CUANDO EXPRESA QUE LA PROFILAXIS ESTÁ EN NOSOTROS MISMOS. SALUDOS.

  • Este artículo es muy ameno. Es muy cierto que en la actualidad han proliferado por encima de los valores , dañando a veces una parte de la imagen social.

  • Faith dice:

    Howdy, i read your blog from time to time and i own a similar one and i was just wondering if you get a lot of spam feedback? If so how do you prevent it, any plugin or anything you can recommend? I get so much lately it’s driving me mad so any help is very much appreciated.

  • Muy cierto que hoy se observa en lo social cierto auge de los llamados antivalores, en muchas esferas y verdaderamente es muy necesario consolidar los valores desde la casa y desde la escuela a la par, porque así educamos mejor a la generaciones presentes y venideras con los valores que corren peligro de perderse.

  • Los valores hoy por hoy han sufrido cierta dosis de descuido, sobre todo entre los adolescentes, lo que motiva que hayan aparecido con más fuerza actitudes negativas como el bulling (abuso y violencia entre niños), la escuela existe para formarlos, al igual que el hogar, pero a veces desde el mismo seno del hogar la familia no presenta las condiciones ni aptitudes adecuadas. Uno de esos valores en peligro es el respeto, y me refiero al respeto en todo el sentido del término: respeto a los símbolos patrios, respeto a los ancianos, respeto a los maestros, respeto a las regulaciones jurídicas, respeto al Patrimonio que nos rodea y respeto al Medio Ambiente. En la comunidad se debe proseguir lo que debe nacer en casa y lo que debe ser consolidado en la escuela. Considero, además, que los medios de comunicación aún no tocan a fondo este tema, al menos con suficiente sistematicidad.

  • Muy válido el comentario porque ayuda a tomar conciencia de los valores, que son tan necesarios evocarlos y practicarlos en los tiempos actuales. Es muy cierto que hoy por hoy se han ido perdiendo. Es muy importante el papel del hogar, la escuela y la comunidad, pero si en el seno familiar no se inculcan, los estragos se hacen sentir en el resto de los espacios y por siempre. Es un problema medular presente entre algunos adolescentes y jóvenes con actitudes transgresoras. Es tambien un problema de algunos niños y niñas que ya practican el Bulling (violencia y agresiones). Los antivalores pueden dañar la conciencia social, y con ello al Medio Ambiente, al Patrimonio edificado de la comunidad, y al propio ser humano. Y uno de esos valores que se encuentran en peligro es el RESPETO, en todo el sentido del término: respeto a los ancianos, a los maestros, a los padres, al entorno, a las regulaciones jurídicas y a todo lo que significaría vivir en sociedad.

  • Tony Pita dice:

    Siempre la prensa hace alusión a valores, la escuela, los medios en general, pero..más importante en estos momentos es enfatizar en el daño que causa a la sociedad la destrucción de esos valores, o lo que es lo mismo, el aumento paulatino de las actitudes negativas, cuando la vida nos enseña que los valores sociales y humanos son los que deben prevalecer.

  • mayra torres dice:

    Especial empeño ponen los educadores para que los jóvenes y adolescentes de hoy puedan crecer a la sombra de esos valores que se aprenden en la casa, pero a veces lo que se aprende en la escuela y en la casa se les olvida cuando están en la calle, creo que influye mucho la edad, la crianza, los “amigos” y el barrio.

  • La gente siempre habla de la perdida de valores en los jovenes y de verdad que es algo que existe, pero hay veces que algunos ancianos se muestran egoistas, indisciplinados, irrespetuosos y ofenden a los jovenes con decir siempre que somos los mas jovenes quienes no tenemos educacion. La perdida de los valores no es cuestion de edad, ni de barrio, ni de la falta de maestros en las escuelas, es un problema de crianza, de lo que cada caul mire a su alrededor y de como a cada cual lo hayan enseñado a conducirse en esta viva.

  • Having read this I thought it was very informative.
    I appreciate you spending some time and energy to put this
    content together. I once again find myself personally spending a significant amount of
    time both reading and posting comments. But so what, it was still worth
    it!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más visto
Más recomendado
Más comentado
  • Anuncian empresas empleadoras para Zona Especial Mariel (39)
  • Soy feliz como operador (15)
  • Spirulina: Made in Mayabeque (14)
  • LO ÚLTIMO DE: